viernes, 29 de marzo de 2013

TOCADOS BARCELONA. LOS TOCADOS DE ANNA

Hace unos días os avanzaba el estreno de una nueva versión en Anna Karenina protagonizada por Keira Knigthley y decidí que antes de ver la película, leería de nuevo la novela; es imposible que una película pueda recoger el contenido de nada menos que 813 páginas (según mi edición). 

Pues bien: ya la he terminado y es sencillamente magistral. Así que ahora que dispondremos de algunos días para destinarlos a la lectura sin ninguna interrupción, te recomiendo vivamente que la leas.





Os traigo un fragmento que, por razones obvias, me llamaron la atención:

"El tocado de Lidia Ivánova había costado muchos esfuerzos de imaginación, como todos los que confeccionaba hacía algún tiempo, pues tenía empeño en llevar adelante un plan muy distinto del que se propuso treinta años antes. Entonces lo que quería era adornarse con lo que fuera y cuanto más mejor. Ahora por el contrario, había de adornarse forzosamente de modo que no se correspondía a sus años y aspecto y debía, por tanto, preocuparse que el contraste de su atavío con su apariencia no fuera demasiado ostensible"

Conclusión:  Como bien nos ha enseñado Armani, a partir de una determinada edad "menos es más"

Pero son muchas las versiones que se han hecho de esta novela pero los tocados y sombreros están presentes en todas ellas







1 comentario: